CrossFit, una moda eterna.

Hace un año me involucre en esta disciplina llamada “CrossFit” por unos amigos que decidieron abrir un “Box” como emprendimiento y empezar a incursionar en la industria del Fitness. No tenía ni idea de que se trataba y empecé a investigar para conocer más sobre los métodos de entrenamiento, sus raíces, personas involucradas, atletas, etc. Realmente me sorprendió y me hizo entender porque el CrossFit llego para quedarse.

CrossFit son ejercicios funcionales realizados a alta intensidad. Hasta ahí, una disciplina dentro del fitness como cualquier otra, mantiene raíces del ejercito lo que hace que muchas personas se atemoricen y creen un pre-concepto erróneo de este deporte. Continue con mi investigación realizando un “estudio de mercado” de todo lo que había alrededor del CrossFit, les soy sincero, sin haber experimentado en carne propia de que se trataba, pero había algo que era distinto a todo lo que venía viendo en materia de Training y Fitness, disciplinas individuales o asociadas al ego personal y beneficio singular.

Aquí se habla de “comunidad”, se transmiten valores como compañerismo, amistad, respeto. Se busca la unión del grupo mediante la motivación y se logra llegar a formar un verdadero equipo donde unos se alientan con otros para llegar a objetivos en común e individuales. NADIE compite con su compañero, la lucha es contra uno mismo, nadie te regala nada, tenes que proponerte superar tu marca a diario y esa es la satisfacción más grande, lograr trascender o sentirse auto realizado.

Escucho todo el tiempo frases como “no es para mi” y “El CrossFit es una moda pasajera”. El CrossFit va más allá de lograr resultados físicos o beneficios en el rendimiento. Se fortalece la parte emocional y la psiquis de las personas. Eso a mi entender, es un atributo intangible preferencial y un beneficio emocional de este deporte como marca. Definitivamente el CrossFit como marca construye una relación a largo plazo con su audiencia, cumple con su promesa y mantiene una personalidad de marca definida y solida.

Ahora practico CrossFit en el box de mis amigos, TROPA, e inmediatamente uno comienza a sentirse parte de esa comunidad que no tiene barreras y se comparte entre todas las personas que lo practican, te sentís parte, vivis como un verdadero CrossFitter. Su identidad como disciplina, sus raíces y a su vez la impronta como marca de fitness y visión de negocio hacen que el CrossFit sea una moda eterna. El poder de la comunidad es hacer tu vida mejor, ayudando a los demás a alcanzar sus metas. Hoy el CrossFit es el cable a tierra de miles de personas, su terapia diaria, pertenecer a una red de apoyo y conexión humana que trasciende el deporte.

@TomassoFM

20131210-153256.jpg

Anuncios