Filtrados en Twitter los teléfonos de Tomás Roncero, Pipi Estrada, Roberto Soldado…

Tomás Roncero, Pipi Estrada, Roberto Soldado y Álvaro Morata  entre otros se han visto obligados a cancelar y cambiar sus números de teléfono por unas filtraciones en Twitter a través de Trolls.

Como ya pasaba hace unas semanas con Paula Vázquez, la pionera en esto de colgar teléfonos en Twitter, aunque este caso fue diferente, ya que fue ella misma quien, por error, publicó su número.

Las ‘víctimas’ de la broma describían el día como una locura, y aseguraban que había más de 1000 llamadas en el teléfono de Pipi Estrada y más de 800 en el Tomás Roncero. Con las denuncias, según ellos, ya puestas la policía está investigando y rastreando el IP de la persona que inició esta broma.

Más teléfonos se intentaron filtrar pero algunos de ellos no eran ciertos. De momento no hay confirmación por parte de los futbolistas Pinto, Fàbregas o del cantante Falete que los teléfonos publicados correspondan con el personal de ellos. O es una buena táctica, la de hacer como que nada pasa, o realmente se han filtrado de manera errónea. 

Ahora está en manos de la policía, pero ¿hasta qué punto se puede controlar estas acciones? ¿Van a perseguir a cada tuitero que haya hecho un RT con sus teléfonos? ¿Es eso difamación? ¿Es eso un delito? ¿Se puede juzgar a más de 10.000 personas (tirando por lo bajo) que hayan dado a RT’s?

Peligros del Twitter…

@nachom18