Twitter, el nuevo vocero de los famosos

Hasta hace muy poco tiempo, las figuras reconocidas que no estaban acostumbradas a hablar públicamente ante la prensa, tenían voceros que trabajaban para ellas y realizaban sus comunicados.

La mayoría de los actores, políticos, periodistas y deportistas no son muy adeptos a las declaraciones públicas y tratan de evitar las entrevistas, excepto cuando lo necesitan para sus proyectos. Pero desde la llegada del Twitter ha cambiado la forma de comunicación de los famosos y esto tiene sus pro y sus contra.

Los beneficios de este nuevo proceso son claros: cuando una cuenta está verificada no hay dudas de que ésa es el discurso del protagonista y ellos tienen la posibilidad de desmentir rumores, dar anuncios importantes y hasta opinar sobre temas de actualidad.

Pero una contra muy grande -que a la vez es un beneficio- es lo simple y cercano que está este medio. Esto es malo porque hay veces que la publicación de tweets pueden ser impulsivos y generar una gran repercusión. Si la figura se arrepiente puede borrarlo, pero los prints de pantalla de usuarios atentos no tardaran en aparecer y exponer a los protagonistas.

Tanto en la Argentina como en España, los casos que reflejan esto son muchísimos. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner puede ser uno de los mayores ejemplos de que el Twitter se ha convertido en una nueva forma de comunicación, más directo y con más repercusión que un discurso de un vocero y hasta de una cadena nacional. La mandataria argentina ha tenido que salir a aclarar que es ella misma la que realiza las publicaciones.

imagen1

Pero sin lugar a dudas, la vedette de los anuncios de personalidades del mundo del espectáculo son los embarazos. El último ejemplo que se dio en la Argentina fue el de la actriz Eugenia China Suárez, que luego de muchos rumores y ante el hermetismo de su pareja Nicolás Cabré, eligió su cuenta en esta red social para anunciar que estaban esperando un hijo. Los más de 5.000 retweets muestran lo que significó para sus seguidores esta noticia.

imagen2

En España también se da este fenómeno, como sucedió con el nacimiento de Mílan, el hijo Shakira y Gerard Piqué. El defensor del Barcelona fue el encargado de subir las primeras fotos del bebé -en realidad de sus pies con unas zapatillas- y la repercusión que generó fue muchísima. El 28 de diciembre, Piqué había anunciado el nacimiento, pero era una broma por el Día de los inocentes. Tal es el poder de Twitter que ese día muchos medios levantaron la noticia, que tuvieron que borrar cuando se enteraron la razón. 

imagen3

Los deportistas son los que más la usan para dar anuncios, desmentir rumores o hablar sobre sus competencias. Rafael Nadal y Paul Gasol las usan mucho y sus cuentas pasaron a ser sus voceros, porque el público siente que tiene un vínculo más cercano con sus ídolos.

imagen4

Cuando las figuras no querían hablar públicamente, los voceros eran los encargados de dar los anuncios, luego se pusieron de moda los comunicados de prensa por medio de cables de agencia o mails y ahora las cuentas de Twitter que manejan los mismos famosos.

¿Es un beneficio o una contra el Twitter para los famosos? 

@FedeKlobovs

Periodista la lía en Twitter al buscar entrevistas con familiares de víctimas

nadinenagy-42_600

Cuando sucede una tragedia como la de ayer en Connecticut, donde más de 30 personas fueron brutalmente asesinadas a sangre fría en un colegio, los periodistas debemos tratar el tema con suma sensibilidad. Aún más si cabe, cuando más de los 20 asesinados eran niños y niñas de entre 5 y 10 años.

En casos semejantes el periodismo se lleva a cabo o transita por una delgadísima barrera entre la información y el morbo. Acá es donde hay que tener cuidado si no querés verte involucrado en un problema, y que la gente se te tire encima en las redes sociales como le pasó a Nadine Shubailat, periodista de la cadena ABC americana.

Nadine trabaja como productora para la cadena y se encarga de conseguir entrevistas. No tuvo mejor idea que buscarlas a través de Twitter, donde ya sabéis, todo queda grabado, al alcance de todos y puede ser un arma de doble filo. En este caso el tiro le salió por la culata.

Se puso en contacto con un usuario que aseguraba en su cuenta tuitera que “Buen amigo vive a menos de 10 minutos de la Escuela Sandy Hook y tiene una hija en el jardín de infantes. Estoy tratando de averiguar qué pasó”.

A-IbRSWCAAAl4IX

Nadia, al ver este tuit le replicó al usuario de esta manera: “¿Podemos hablar con tu amigo que vive en Sandy Hook y que tiene una hija en el jardín de infantes? Trabajo en ABC News, nadineshubailat@abc.com”

La respuesta de @artayd2 llegó al instante de forma clara, directa y sin rodeos: “Cómete un pene” sería la traducción más suave posible.

Al hacerse esa respuesta pública, la gente empezó a hacerle fotos a las conversaciones y empezó a increpar a la periodista ante la falta de sensibilidad, y las maneras de trabajar. Críticas, insultos, amenazas y más hicieron que Nadia borrara los tuits en un primer momento. 

No solo había contactado con este usuario sino también lo había intentado con otro, un familiar directo que se había enterado que su prima de 22 años había sido asesinada. En esta ocasión, la periodista ni siquiera obtuvo respuesta (menos mal).

Al ver el caos que se había formado, el borrar los tuits no es suficiente muchas veces, ya se han visto casos similares, que intentando borrar los tuits se arma aún más lío, y la periodista finalmente, decidió por eliminar definitivamente la cuenta de Twitter.

Los tuiteros no conformes con las acciones de Nadia, empezar una campaña pública exigiéndole a la cadena el despido de Shubailat por falta de sensibilidad con las víctimas de la tragedia americana.

¿Qué piensan sobre el tema? ¿Supero los límites éticos la periodista? ¿Hubo más morbo que información en la manera de buscar las fuentes?

@nachom18

Los peligros del Twitter

A estas alturas ya sabemos la capacidad que tienen las redes sociales para esparcir y hacer volar las noticias, rumores e informaciones que circulan por ellas. Muchas veces, los usuarios no son conscientes de la repercusión que puede tener un simple tuit o en el lío en el que se pueden meter nombrando a algún famoso o gastándole, lo que a su juicio, puede parecer una simple broma.

En Twitter, no controlamos quiénes pueden vernos y quién no, todo está abierto al público. Un minuto puede ya ser mucho tiempo, y el borrar un tuit puede ser contraproducente o no servir de nada. Todo queda grabado.

Los famosos, periodistas, futbolistas, cantantes, etc. en Twitter combinan su actividad profesional con, en muchas ocasiones, su vida personal. Esto se agradece por parte de los seguidores ya que es el valor añadido que esperan de esta persona de referencia para ellos, pero hay un riesgo enorme para la celebridad: la vulnerabilidad a la que están expuestos.

Hoy en día es muy fácil ser Trending Topic por una acción negativa o ridícula que no por algo positivo. Son muchos los ejemplos y los casos donde hay TT gracias a las burlas, las risas y los comentarios negativos.

Por eso mismo, si yo fuera famoso, y viera mi nombre en la lista de los 10 temas más hablados del país no sé hasta qué punto me haría gracia. Creo que antes de descurbir por qué estoy ahí, empezaría a temblar.

@nachom18